Historia y leyendas de la Iglesia

Este preciso y conciso libro, como nos tiene acostumbrados el autor, es de los que
se debe empezar por la Introducción, donde nos explica el sentido de la palabra
“leyenda” y el enfoque con que trata “algunas cuestiones controvertidas de la
historia de la Iglesia, entre las que aparecen reiteradamente en los medios de comunicación y las que están en la calle” (p. 11).

El Prof. Martín de la Hoz, teólogo y conocido historiador eclesiástico, está en plena producción literaria, pues ha publicado varios libros en estos últimos años. En éste aborda de manera directa los asuntos polémicos que en la vida de la Iglesia no siempre se han
enfocado con adecuada visión histórica. No sólo las Cruzadas y su relación con
las órdenes militares que hoy perduran, la Inquisición (paradigma
de leyenda negra) o el caso Galileo, sino aspectos más recientes como p.ej. las
relaciones de la Iglesia con el nazismo o el régimen de Franco.

Este libro servirá a todos los que, católicos o no, pretendan distinguir entre
historias documentadas -bien probadas y comprobadas- y leyendas divulgadas con
una u otra intención. Se puede afirmar que los datos que esas 250 págs. contienen
son el mínimo que todo el que se considere historiador debería conocer antes de
aventurarse a opinar sobre las vicisitudes de la Iglesia católica en sus XX
siglos de existencia.

¡Qué atrevida es la ignorancia!, suele decirse con benevolente actitud ante muchas
afirmaciones que sonrojan, en los escritos de pretendidos divulgadores o jueces
de la Historia. Por esto, el libro interesará también a los que se dedican a la opinión pública y a la comunicación, cuando intenten distinguir si algo sucedió o es una leyenda, o
también si quieren identificar las ideologías preconcebidas con que algunos
abordan los sucesos de la Iglesia; así podrán conocer la raíz de algunos tópicos y
evitarán repetirlos acríticamente, pues estarán informados del origen de las
leyendas y su relación con la realidad.

La esclavitud, los televisivos Borgia (“los Borja siempre han tenido el ribete de lo misterioso y transgresor” p.148), el Islam, las relaciones Iglesia-Estado… son otros capítulos del libro en torno a actuales argumentos de conversación en la calle y en las tertulias culturales.
El libro aporta datos para desenmascarar los insolentes alegatos y argüir con conocimiento de causa.

Confundir un héroe mitológico con un personaje bíblico puede ser algo risible, pero divulgar
leyendas sin conocer su trasfondo ideológico y su falsedad, o confundirlas con
historias, es penoso. Léase el capítulo sobre la evangelización de América y se
verá que aún nos quedan batallas hasta conseguir enterrar leyendas en favor de la Historia con mayúscula.

Deja un comentario