Vuelo nocturno

Vuelo nocturno” (1931) puede situarse dentro de las novelas que se han denominado ‘novelas de destino y de lo condición humana‘, junto a la de autores como Barrès, Monther-lant, Psichari, Jünger, Camus o Malraux. Mediante el relato de una situación límite, adensada en el tiempo y el espacio, vivida más en la conciencia de los personajes que fuera de ellos, Antoine de Saint-Exupéry ahonda en el sentido de la acción.
Mas allá de lo aventura en los años heroicos de la aviación, lo que interesa es su significado. Contra toda lógica ‘razonable‘, la acción impulsa a los hombres fuera de sí mismos en el esfuerzo por construir una obra que perdure.

De los tres pilotos que surcan los mares de la noche por el cielo de Sudamérica, uno de ellos, perdido en una tempestad de nieve y fuego, no volverá. Entre tanto, Rivière, el creador de los vuelos nocturnos, un personaje duro e inflexible, empieza a preguntarse por el sentido de su vida y de su obra, hasta tomar una decisión que parece «inhumana» por «inexpresable». “Vuelo nocturno” es la epopeya de aquellos pioneros de la aviación que ofrendaron sus vidas en aras de la «acción» y del progreso. Saint-Exupéry, que conocía por experiencia propia lo narrado, consiguió trasmitir al relato la fuerza y el calor de lo vivido, en un estilo conciso, pero épico y lírico a la vez.

Deja un comentario