Otro modo de pensar

«Sin embargo, son pocos los que gastan diariamente algo de su tiempo en la aventura de dialogar con amigos callados que nos cuentan una historia, nos exponen sus pensamientos o ayudan a encaminar nuestra vida por una senda prometedora» (p. 222). En este párrafo del último capítulo del libro de Alejandro Llano podríamos descubrir la intención con la que el autor ha escrito este “Otro modo de pensar“. Ha querido compartir sus pensamientos con amigos callados, quizás para darles voz con los argumentos que él les presta. Quizás para sacarles de «lo políticamente correcto» y hacerles «pensar: no hay faena más difícil y evasiva. Todo conspira para que no la llevemos a cabo» (p. 9). Quizás porque está inquieto y este momento le resulta «grave» y quiere buscar compañeros de este “Otro modo que pensar“. Lo que es cierto es que, cuando lees el libro, cada capítulo, es como una tertulia de café con el profesor Llano y con Alejandro, si me permite el autor que le tutee. Se atisba al profesor, al maestro, pero también se atisba aquella cercanía del que quiere compartir lo que piensa sobre temas que considera o muy importantes o muy oportunos. Por eso navega sobre temas de tal calado como la educación, la familia, la ética, la política, la justicia social, la economía más humana, la ciudadanía, el humanismo, la universidad y la trascendencia.

Deja un comentario