Don Camilo y los jóvenes de hoy

Obra póstuma, continuación de la serie novelística protagonizada por el cura italiano “don Camilo”, que en esta novela se ve enfrentado no sólo con el alcalde comunista del pueblo, don Pepón, sino con los melenudos, minifalderas y clero posconciliar.

El estilo sigue siendo bueno: ágil, exento de retoricismos, directo…, pero el tema está desenfocado. “Don Camilo” es un personaje creado por la imaginación del autor en aquellos momentos de la posguerra, para litigar con el alcalde comunista y vivir jugosamente las pequeñeces cotidianas que acaecen en el pequeño pueblo, pero pierde su encanto, su sabiduría popular, su espléndido sentido común ante unas situaciones que se le antojan equivocadas: la actitud rebelde de los jóvenes y las innovaciones de un coadjutor contestatario dibujado por Giovanni Guareschi como alguien demasiado simplón. De este choque de mentalidades nada positivo sale, porque el autor pone en boca del entrañable “Don Camilo” una ironía ingenua, pero que encierra un fondo moralizante que no aclara nada.El autor ha seguido atento, como en obras anteriores, a las perennes contradicciones que surgen de la vida misma, pero que en el caso de esta novela no ha sabido resolver con acierto, refugiándose, en cambio, en la caricatura.

© Reseñas bibliográficas Fundación Troa.

Deja un comentario