La leyenda del rey errante

El hijo de un rey árabe sueña con ganar un prestigioso certamen de poesía, pero siempre le supera un tejedor de alfombras que, aunque es analfabeto, escribe sus poemas con el corazón. Humillado, el príncipe concibe una tremenda venganza, tanto más dañina cuanto que está disfrazada de honores. Esta bella fantasía oriental, de cuidada elaboración, con la que Laura Gallego García ganó el premio El Barco de Vapor 2002, destaca por sus matices expresivos y su hondo lirismo. La acción mezcla realismo, magia y elementos sentimentales con notable acierto. La obra exige un público capaz de captar su simbolismo, que exalta el amor, la amistad, el perdón y el sentido del honor.

© Reseñas bibliográficas Fundación Troa.

Deja un comentario