El fuego del cielo

«El fuego del cielo» es una novela de fondo histórico ambientada a finales del siglo II d.C., durante los años de gobierno del emperador Marco Aurelio. La acción, narrada con viveza por César Vidal, trascurre en parte en Roma y en parte en las fronteras orientales del imperio, donde los legionarios romanos se enfrentaban a partos, sármatas y otros pueblos que rechazaban someterse al orden latino.

La obra, que ha obtenido el premio de novela histórica Alfonso X el Sabio en 2006, constituye una recreación del mundo romano y de la situación en la metrópoli y en las zonas imperiales periféricas, en una etapa rebosante de problemas donde los éxitos políticos, culturales y militares del pasado se adivinaban ya difíciles de mantener en un futuro amenazado de decadencia. También se implica en la acción la diversidad religiosa producida por la convivencia de los antiguos dioses grecolatinos, las divinidades de origen oriental, egipcias, asirias, etc., y la influencia cada vez mayor del cristianismo, manifiesta sobre todo en las clases populares. Con todos estos elementos el autor ha elaborado una trama sencilla, que entretiene y que encierra cierto interés documental sobre la intrahistoria de la época a la que se refiere. El contraste entre las maquinaciones de una mago egipcio y sus falsos rituales de adoración a la diosa Isis, y la caridad de los seguidores de Cristo, ejercida pese a los razonables temores a sufrir persecución y muerte, explica con veracidad por qué estos últimos han prevalecido.

© Reseñas bibliográficas Fundación Troa.

Deja un comentario