Cinco semanas en globo

Este relato ostenta el orgullo de ser la primera obra escrita por su autor y también la primera del ciclo que el propio Julio Verne tituló Viajes extraordinarios (y subtituló “Viaje de descubrimientos en África por tres ingleses“) y reúne ya la mayor parte de los elementos que han hecho de su autor un clásico indiscutible. Cuando Verne acabó “Cinco semanas en globo” (1862) era muy consciente de haber creado una novela de una forma nueva. Con todo, por encima de la trama que atrapa al lector desde las primeras páginas, del vigor poético y simbólico que por momentos lo conecta con las principales corrientes literarias de su siglo, en la presente novela se aspira, indeleble, el aroma de la aventura, del descubrimiento de lo exótico y lo desconocido, de los espacios inexplorados donde la sorpresa aún es posible.

Deja un comentario